La dieta cetogénica para principiantes

La dieta cetogénica, o dieta keto (de la palabra “ketogenic” en inglés), es una dieta muy baja en carbohidratos que convierte al cuerpo en una máquina de quemar grasa. Tiene muchos beneficios potenciales para la pérdida de peso, la salud y el rendimiento deportivo, y hay millones de personas que ya los han experimentado.

Aquí aprenderás cómo seguir una dieta cetogénica que se basa en alimentos auténticos. Encontrarás guías gráficasrecetas y un reto keto gratis de dos semanas para ayudarte a comenzar una dieta cetogénica de la forma más sencilla.

El nombre “dieta cetogénica” tiene su origen en que la dieta causa la producción de pequeñas moléculas de energía que se llaman “cetonas” o “cuerpos cetónicos”.

Es un combustible alternativo para el cuerpo que se utiliza cuando hay una escasez de azúcar (glucosa) en la sangre.

Las cetonas se producen cuando comes muy pocos carbos (los cuales se descomponen muy rápidamente en azúcar sanguínea) y solamente cantidades moderadas de proteína (el exceso de proteína también se puede convertir en azúcar sanguínea).

Las cetonas se producen en el hígado a partir de la grasa. Después, se utilizan como energía por todo el cuerpo, incluyendo el cerebro. El cerebro es un órgano que consume mucha energía todos los días,

y no se puede alimentar directamente de la grasa. Sólo funcionará con glucosa… o cetonas.

En una dieta cetogénica, todo tu cuerpo cambia su provisión de energía para funcionar casi exclusivamente con grasa, todo el tiempo. Los niveles de insulina se reducen y la quema de grasa aumenta drásticamente. Se vuelve fácil acceder a tus depósitos de grasa corporal para quemarlos. Obviamente esto es maravilloso si estás tratando de bajar de peso, pero hay también otros beneficios menos evidentes, como por ejemplo, tener menos hambre y alcanzar una provisión estable de energía.

Cuando el cuerpo produce cetonas se dice que está en cetosis. La manera más rápida de lograr esto es ayunando —es decir, no comiendo nada— pero obviamente no es posible ayunar para siempre.

Una dieta cetogénica, en cambio, se puede consumir indefinidamente, y también resulta en cetosis. Aporta muchos de los beneficios del ayuno –incluyendo la pérdida de peso– sin tener que ayunar.

 

Qué comer en la dieta cetogénica

Estos son algunos de los alimentos convencionales que puedes disfrutar en una dieta cetogénica. Los números son carbohidratos netos por cada 100 gramos. Generalmente, es mejor consumir niveles más bajos de carbohidratos para quedarte en un estado de cetosis.

Para alcanzar la cetosis, lo más importable es evitar comer la mayoría de los carbohidratos. Es probable que tendrás que mantener tu consumo de carbohidratos por debajo de 50 gramos netos al día, mejor debajo de los 20 gramos. Cuantos menos carbohidratos, más eficaz.

Trata de evitar

Esto es lo que no deberías comer en una dieta cetogénica: alimentos llenos de azúcar y almidón, incluyendo comidas almidonadas como pan, pasta, arroz y papas. Como puedes ver, estas comidas son mucho más altas en carbohidratos.

 

Qué beber

Entonces, ¿qué líquidos puedes tomar en una dieta cetogénica? Tomar agua es perfecto, y también café, té y mate. Preferiblemente, no uses ningún edulcorante. Una cantidad moderada de leche, crema de leche o nata está bien (pero ¡evita los capuchinos y cafés con leche!) Una copa de vino de vez en cuando también estaría bien.

 

fuente: https://www.dietdoctor.com/es/keto